Mostrando entradas con la etiqueta Mercados. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Mercados. Mostrar todas las entradas

10 dic. 2011

MERCADO DE SAN MIGUEL




Vamos a hablar de, seguramente, el mercado más turístico de Madrid, el mercado de San Miguel. Situado en la plaza de San Miguel, al lado de la plaza mayor, cerca de Sol, de la Ópera… y que además estoy segura de que aparece en todas las guías de viajes de Madrid, por lo que siempre está lleno.



Podéis ver la página del mercado pinchando aquí. En ella veréis las novedades, las tiendas y vídeos realizados en él.

El concepto de este mercado es el mismo que el del mercado de San Antón.

Carnicería
Tienen puestos estupendos donde comprar pescado, marisco y carne frescos.


Ostras frescas
Charcutería
 
 


Además la frutería es espectacular, con mucha variedad de productos. 








También ofrecen pasta fresca artesana, legumbres, frutos secos…

Legumbres


Pero la mayoría de la gente que va al mercado son turistas, no compran productos frescos para llevarlos a casa y cocinarlos. Por ello han cambiado el concepto y ofrecen algunos de sus productos ya cocinados o preparados para que se puedan degustar en las mesas preparadas en el mercado para hacerlo.


En la quesería podemos degustar tablas de queso, en la pescadería pescadito frito, en la carnicería mini hamburguesas. Además de canapés de bacalao, salmón, ostras, encurtidos, caviar, jamón ibérico…














Además de estos puestos hay una “bodega” con una gran barra en la que degustar vinos y cavas. 

Cuenta con dos bares que tienen distintos pinchos y en los que puedes tomar algún cockteil.


Y para finalizar y tomar algo dulce tenemos dos pastelerías en la que degustar helados, tartas, bombones e incluso un chocolate con churros.



8 jul. 2011

MERCADO DE SAN ANTÓN (MADRID)

Ayer estuve dando una vuelta por el mercado de San Antón, en el barrio de Chueca (Madrid); es uno de los mercados que forma parte del plan municipal de innovación y transformación de los mercados de Madrid. Muchos son los mercados en Madrid en los que han hecho obras, pero este lo han cambiado por completo.



No es el típico mercado de barrio, más bien es un mercado de productos gourmet, que además de llevar a casa los puedes degustar en el propio mercado. Es un mercado muy orientado al turista, aunque aún pude ver alguna señora del barrio que hacía la compra semanal allí. La filosofía es parecida a la que tiene el mercado de San Miguel.

Tiene tres pisos, cada uno orientado a un fin.

El piso de abajo es el mercado propiamente dicho. Están la frutería, carnicería, pescadería… Todos los puestos muy cuidados y con gran variedad de productos.



El puesto que personalmente más me gustó fue la frutería. Una gran variedad de frutas y verduras, todas con muy buena pinta. Vendían, entre otras cosas, lechugas vivas, flores comestibles y zumos de frutas naturales.

Frutería


En la charcutería, además de una gran oferta de ibéricos (y unos estupendos jamones!), tenían muchas variedades de quesos, como podéis ver en la foto.

Charcutería

La pescadería era enorme y tenía de todo! Te daban ganas de llevarte todos los pescados y mariscos a casa (las cigalas parecían langostas!). El precio es algo más elevado de lo normal, pero no desorbitado; teniendo en cuenta la calidad (igual ocurría en la carnicería, de la que no tengo fotos). 

Pescadería

En uno de los extremos de la pescadería tenían un acuario con buey de mar, bogavantes, nécoras… y un cartel en el que te decían “Escoge el que quieras y te lo preparamos”, opción que no escogí, no por falta de ganas!



También había una panadería (con la que no quedamos muy contentos), una tienda de bacalao, otra de congelados, una bodega y un puesto de Hamburguesa Nostra (de Juan Pozuelo), hamburguesas de autor que están muy ricas (las probé en la cena solidaria cubiertos por lorca). Además hay un puesto donde hacen unas croquetas caseras bien buenas! (de queso, chorizo, chipirones, setas y gambas…).

En la segunda planta los puestos ofrecen comida para degustar en lugar de llevártela a casa. Había puestos de comida japonesa, italiana, griega, repostería, batidos, productos de pato (tenían distintos pinchos: jamón de pato, hamburguesas de pato, foie a la plancha, croquetas de foie, cornete de crema de foie y queso…), mariscos (ostras, navajas, coquinas…) y un bar.

Mariscos frescos
Cupcakes
Pinchos de pato

En la última planta hay un restaurante en el que crean un menú elaborado con productos del mercado. Además hay una terraza y una cocktelería. 



En resumen, un lugar donde pasar un buen rato y degustar buenos pinchos.