Mostrando entradas con la etiqueta Libros. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Libros. Mostrar todas las entradas

6 feb. 2013

ARROZ CON PULPO Y TIRABEQUES

Empieza la temporada de habas, guisantes y tirabeques, todas estas legumbres me encantan, sobretodo el guisante y los tirabeques, cuando son frescos tienen un sabor dulzón y, si no nos pasamos de cocción, aportan una textura crujiente muy agradable, hasta crudos están buenísimos, pero como mejor es cociéndolos sólo un par de minutos, conservan todo el sabor.

Es verdad que, al menos por mi zona, no es normal encontrar estos productos frescos en todas las fruterías, pero cuando los veo no dudo en comprarlos.

Hoy vamos a utilizar unos tirabeques y voy a hacer una receta con arroz basándome en una receta del libro Arroces contemporáneos de Quique Dacosta. Me regalaron este libro en navidades y es estupendo, tipos de arroces, formas de cocinarlos y fotos y recetas geniales. Vi la receta "Arroz Carnaroli de guisantes, brotes y clorofila 2005" y me pareció que tenía una pinta estupenda.


Yo lo he hecho solo con tirabeques, no lleva guisantes y creí que el pulpo le iba a ir bien a este arroz, y la verdad es que queda estupendo.

Eso sí, para esta receta es indispensable tener licuadora. Hay que sacar el jugo a los tirabeques para conseguir ese tono verde en el arroz. Yo no tengo, y, ¡mira que tengo utensilios de cocina! Se lo pedí a mi cuñada (Gracias Ana!!) y me puse manos a la obra.

ARROZ CON PULPO Y TIRABEQUES



8 mar. 2012

MANITAS DE CERDO Y UN LIBRO

Han llegado a mi cocina unas manitas de ministro bien buenas, asique hoy el protagonista es el marranillo.

En el post en el que hablo del bar madrileño Estado Puro os comenté que me gustaban mucho las manitas que allí servían y que alguna vez pondría aquí los pasos que hay que seguir para hacerlas y, hoy es el día, a ver que os parecen. :)

La receta es Tournedó de manitas de cerdo, esta receta no la habría podido hacer sin ayuda del libro Tapas de la gastronomía del S. XXI. En este libro podéis encontrar muchas recetas de alta cocina en miniatura de Paco Roncero. Una de las secciones más interesantes del libro es la que está dedicada al aceite, juega con diferentes texturas y presenta recetas increibles. El libro está lleno de fotografías geniales.
Es fácil de encontrar, en cualquier gran librería lo tendrán y, en el bar Estado Puro también lo venden, así podéis aprovechar para tomar unas tapas!

No es una receta difícil de realizar, pero lleva mucho tiempo de dedicación.

TOURNEDÓ DE MANITAS DE CERDO


5 ene. 2012

TORTILLA DE BACALAO y UN LIBRO


Echando un ojo a alguno de los libros de cocina que tengo por casa para ver que ideas se me ocurrían para una cena vi en el libro de Bocados de Arzak, una receta que se llama Yema, erizos y algas. Me pareció bastante fácil y la adapté cambiándola los ingredientes (yo no he usado ni erizo, ni alga, pero la manera de realizar la receta es la misma) y así han salido estas tortillas de bacalao.



Por cierto, este libro tiene recetas de bocados dulces y salados muy interesantes y se puede encontrar en cualquier librería que tenga apartado de gastronomía, no es difícil. Por internet, en la página de Hogar útil, productora con la que colabora, lo podéis encontrar. Su precio unos 36euros.

TORTILLA DE BACALAO

Ingredientes:

Para cuatro “tortillas”

100gr bacalao desalado
4 yemas de huevo
3 dientes de ajo
500gr cebolla
100gr azúcar
Aceite
Papel film

Lo primero que habrá que hacer será desalar el bacalao, a no ser que lo compréis desalado ya aunque no lo recomiendo. Para desalarlo lo introducir en un recipiente lleno de agua (tiene que cubrir el bacalao) y dejamos en la nevera. Deberá estar en agua durante 48horas y esta agua habrá que cambiarlo unas 4 veces durante el proceso.

A las tortillas de bacalao le vamos a dar un punto dulce añadiéndoles un poco de cebolla caramelizada. No es necesario para esta receta hacer los 500gr de cebolla, pero yo os recomiendo, que ya que la hacéis, al menos preparéis esta cantidad porque seguro que os gusta.

Cebolla caramelizada:

En una olla, no hace falta que sea muy ancha, metemos la cebolla cortada en juliana, el azúcar y medio vaso de los de vino lleno de agua.

Encender el fuego, siempre tendrá que estar a temperatura media/baja. Hay que remover la cebolla con un utensilio de madera de vez en cuando hasta que caramelice. El proceso tardará algo más de una hora. Debe consumirse todo el agua y quedar con un tono doradito, pero cuidado que no se queme!

Para esta receta es mejor hacer un puré con esta cebolla. Lo único que haremos es pasar por la batidora y reservar.

Bacalao:

Secamos bien el bacalao con un papel absorbente.

Confitaremos el bacalao. En una sartén con un buen chorrón de aceite, casi que cubra las tajadas de bacalao (es mejor que estas no sean muy gordas). Al aceite le añadimos unos dientes de ajo enteros.

Calentamos el aceite, pero no debe estar muy caliente, que podamos introducir el dedo y sentir que está caliente pero no quemarnos. Metemos el bacalao y dejamos cocinar unos minutos por cada lado.

Dejamos enfriar un poco el bacalao y lo desmigamos.

Para las tortillas:

Separamos la clara de la yema, en este caso sólo usaremos las yemas de los huevos.

Tenemos que hacer unos paquetitos con el papel film para cocinar las tortillas. Para ello cortamos un buen trozo de papel film y pintamos el centro con aceite. Vertemos la yema de huevo rota junto con una buena cantidad de bacalao y media cucharadita de puré de cebolla caramelizada.



Ahora habrá que hacer un nudo con el papel film sacando todo el aire que pueda quedar en el interior del paquetito.



En un cazo ponemos agua a hervir y cuando ya esté hirviendo introducimos los paquetitos de bacalao un par de minutos. Queremos que las tortillas queden bien jugosas por dentro.

Las sacamos y cortamos el nudo o lo deshacemos, como hemos pintado con aceite no se pegarán y se retiran fácil del papel transparente.

Emplatamos y a comer!