Mostrando entradas con la etiqueta Croquetas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Croquetas. Mostrar todas las entradas

8 dic. 2012

CROQUETAS DE COCIDO

Croquetas, de las de verdad, de las que hay que trabajarse la bechamel para que queden por dentro bien cremositas, con las que hay que mancharse las manos para empanarlas "como Dios manda" y que al freírlas queden por fuera bien crujientes.


El día anterior nos hemos currado un cocido madrileño y después de comerlo y quedarte con la barrigota llena, por suerte, siempre sobra algo de caldo, algo de carne...que vamos a aprovechar para hacer estas croquetas.

20 oct. 2012

CROQUETAS LÍQUIDAS

Por croquetas todos entendemos masa de bechamel en la que incorporamos algún ingrediente y la empanamos, y a todos nos gusta que estén bien crujientes por fuera y lo más cremositas posible por dentro. Pero es muy divertido cuando una croqueta no es lo que se supone que debe ser, pero tiene un gran sabor. Las croquetas de la receta de hoy no es que estén cremosas, es que están líquidas por dentro y no están hechas con bechamel.

Imaginaros el bocado, bien crujiente por fuera y líquidas y con un gran sabor por dentro. Espero que os gusten.

CROQUETAS LÍQUIDAS DE QUESO AZUL


10 jul. 2012

CROQUETAS DE MORCILLA Y CALABAZA


Ingredientes:

150gr morcilla de Burgos
150gr calabaza 
(estas proporciones las podéis variar según le queráis dar más gusto a calabaza o morcilla)
Un puñaito de piñones
1 puerro

20 abr. 2011

CROQUETAS DE POLLO 2.0



Banda sonora: Schubert - Ständchen ( Vladimir Horowitz ) (tema elegido por mi hermano, que ayer disfrutó estas croquetas)



Ingredientes:  (Para hacer 12 “croquetas”)

Para la bechamel:

1/2l de leche
70g de harina
Nuez moscada
½ cebolleta

Para el pollo:

12 alitas (solo nos interesa la parte central)
4 dientes de ajo
Aceite de oliva




Para hacer las alitas:

Introducir las alitas en un recipiente de barro junto a los dientes de ajo pelados y regar el conjunto con aceite de oliva hasta cubrir. Meterlo en el horno a 90º de temperatura, durante 4 horas si el pollo es de corral y 3 si no lo es.

Cuando se saquen del horno, las deshuesamos y separamos la carne de la piel; esta última la reservamos para freírla justo antes del emplatado, y salpimentamos la carne.

Para hacer la bechamel:

Picamos la cebolla en trocitos muuuy pequeños y la pochamos. Cuando esté rubia añadimos la harina, que cocinaremos antes de añadir poco a poco la leche. Salpimentamos y añadimos nuez moscada. Removemos constantemente el conjunto, a fuego medio, hasta que se espese la masa.

Para el emplatado:

Freímos en abundante aceite la piel de las alitas.

En una cuchara de servir ponemos la carne de pollo y encima una bolita de bechamel que habremos hecho ayudándonos de dos cucharitas de café. Encima colocamos la piel frita y, para finalizar, unas escamas de sal maldon.

Con la piel quería conseguir el crujiente que le da el pan frito al rebozado de las croquetas de toda la vida. El efecto en boca es muy bueno.